Mira, la estrella cometa

Un nuevo objeto, el planeta menor más grande del Sistema Solar

Astrónomos estadounidenses han anunciado la detección de un objeto del Cinturón de Kuiper que sería el más grande del Sistema Solar no clasificado como luna o planeta y algunos expertos creen que es sólo cuestión de tiempo que se descubra algún objeto del cinturón del tamaño de Plutón.

2001 KX76

El descubrimiento del objeto 2001 KX76 ha sido realizado por un equipo de astrónomos del Observatorio Lowell, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y del Observatorio del Gran Telescopio Binocular. Fue captado en el transcurso de las observaciones destinadas al Catálogo Eclíptico Profundo, una búsqueda de objetos del Cinturón de Kuiper subvencionada por la NASA que utiliza los telescopios del Observatorio Kitt Peak (EEUU) y del Observatorio Inter-Americano Cerro Tololo (Chile).

El 2001 KX76 tiene una órbita exterior a la de Neptuno y se enmarca dentro del denominado Cinturón de Kuiper. Actualmente se encuentra a 6 mil millones de kilómetros de la Tierra y su órbita aunque está por precisar con exactitud) está inclinada unos 20° con respecto a la de nuestro planeta.

Según afirma Robert Millis, del Observatorio Lowell, «este objeto es el intrínsecamente más brillante del Cinturón de Kuiper encontrado hasta ahora». (Es decir, si comparamos una bombilla de 80 watios con una de 40, la primera es más brillante, pero si la situamos a un kilómetro de distancia, la de 40 watios nos permitirá leer y la de 80, no).

Millis sigue explicando que «el diámetro exacto de 2001 KX76 depende de las suposiciones que los astrónomos hacen para relacionar el brillo con su tamaño. Las asunciones tradicionales lo harían el mayor por una significativa cantidad, mientras que según otras lo harían un 5% más grande».

Otros grandes objetos de Kuiper

Hasta estos momentos, el objeto más grande del Cinturón de Kuiper había sido el catalogado como (20000) Varuna, que fue encontrado a finales del pasado año por astrónomos estadounidenses. Según estimaciones posteriores realizadas por David Jewitt y Jane Luu con el Telescopio James Clerk Maxwell en Hawaii, Varuna refleja el 7% de la luz solar y por tanto tendría el equivalente a 900 km de diámetro circular, con un error de unos 140 km. Este equipo explica que «la superficie [de Varuna] es más oscura que la de Plutón, lo que sugiere una composición carente de hielo fresco». Al ser más oscuro, la relación entre su brillo y tamaño debe ser mayor que la de Plutón. Pero si se compara con otros objetos del Kuiper, es bastante más brillante.

De hecho, estos descubrimientos ponen sobre la mesa (por enésima vez) las dudas sobre si Plutón es un planeta o un simple miembro más del Cinturón de Kuiper. En la tabla que se muestra a continuación se puede comparar los tamaños de Plutón, su luna Caronte y otros objetos de Kuiper y del Sistema Solar.

Planeta Diámetro (km)
Mercurio 4880
Plutón 2274
2001 KX76 (Kuiper) 1270
Caronte (satélite de Plutón) 1172
Ceres (asteroide) 900
Varuna (Kuiper) 900

Robert Mills, que ha dirigido el grupo responsable de la investigación concluye que «tenemos toda la razón para creer que existen planetas tan o más grandes que Plutón esperando a ser descubiertos. Hasta que el Cinturón de Kuiper sea explorado en su totalidad, no podemos pretender conocer la extensión o el contenido del Sistema Solar». Irónicamente, Mills está adscrito al Observatorio Lowell, el mismo en el que trabajó Clyde W. Tombaugh para descubrir a Plutón.

Qué es el Cinturón de Kuiper

De los pequeños cuerpos que habitan el Sistema Solar, más pequeños que los planetas, tenemos a los cometas y los asteroides. El primer asteroide fue descubierto en 1801 por G. Piazzi desde Palermo (Italia), el 1 de enero. En aquel entonces, los astrónomos estaban buscando a un planeta que, según creían, debía llenar el vacío entre las órbitas de Marte y Júpiter. Ese planeta, llamado Ceres, era muy pequeño y débil comparado con el resto de planetas. Para su sorpresa, empezaron a descubrirse otros planetas menores que compartían aproximadamente la misma órbita que Ceres: se había descubierto el Cinturón de Asteroides.

[Cinturón de Kuiper]

Órbita de algunos de los objetos del Cinturón de Kuiper catalogados hasta el momento. Los círculos indicados con J y N, son las órbitas de Júpiter y Neptuno respectivamente (la órbita de la Tierra es mucho más interna), lo que da una idea de las dimensiones del Cinturón.
El origen de los asteroides, pues es material que debido a las fuerzas gravitatorias de estos Júpiter y Marte no pudieron unirse para formar un planeta. Hasta hace unos años se creía lo contrario: que los asteroides habían formado un planeta y debido a un impacto se rompió en mil pedazos. Algunos de los asteroides del cinturón con el tiempo caen en órbitas más bajas, que son los que ponen en peligro a la vida en la Tierra. Pero ¿cual es el origen de los cometas?

Aparentemente no parecía existir un cinturón de cometas en el Sistema Solar, porque los cometas se ven venir desde cualquier parte del cielo y no de una región o plano particular. ¿Acaso los comentas vienen del espacio exterior? En 1950 el astrónomo holandés Jan Oort analizó las órbitas de los cometas y pudo comprobar que hasta ahora ningún cometa tiene una trayectoria que demuestre que son vagabundos interestelares. Anotó que muchos de ellos se alejan bastante de la región donde orbitan los planetas. Por tanto, Oort sugirió que debía existir una nube de cometas a aproximadamente un año luz de distancia del Sol de donde provendrían todos los cometas de largo periodo. Hoy en día conocemos a esa región como Nube de Oort.

En 1951 otro astrónomo holandés, Gerald Kuiper propuso la existencia de un disco de proto-planetas más allá de la órbita de Neptuno. Pero al contrario que la Nube de Oort, no se encontraron evidencias de tal disco. En 1980 J. Fernández publicó un artículo de invesetigación sugiriendo que el cinturón propuesto por Kuiper podría ser el origen de los cometas de corto periodo.

Finalmente, en agosto de 1992, los astrofísicos David Jewitt y Jane Luu detectaron por fin el primer objeto del Cinturón de Kuiper, catalogado como 1992 QB1. Desde entonces se han descubierto casi un centenar de objetos.

Plutón, plutinos y planetoides

Muchos de los objetos del cinturón de Kuiper descubiertos hasta el momento parecen ser grandes cubitos de hielo sucio. Precisamente, el tamaño de estos objetos está poniendo entre las cuerdas a Plutón.

De entre los objetos del Cinturón de Kuiper catalogados, existen algunos cuyo periodo alrededor del Sol es múltiplo simple de Neptuno. Exactamente lo mismo que Plutón: por cada 3 vueltas de Neptuno, Plutón da 2. A estos objetos se les denomina plutinos. Los plutinos comparten propiedades de composición con el resto de los objetos del cinturón de Kuiper, así que ¿no será Plutón el más brillante de estos objetos?

Eso es lo que apunta David Jewitt. En declaraciones a la BBC, Jewitt afirma que «estamos escalando hacia Plutón. Es sólo cuestión de tiempo hasta que veamos un Plutón 2, un Plutón 3, y así».

(( Foco )) - Javier Andrés Licandro Goldaracena (IAC)

En efecto, hace cuestión de un mes se ha descubierto el que es, a la fecha, el TNO [Objeto trans-neptuniano] de mayor brillo absoluto conocido (después de Plutón): 2001 KX76. Dependiendo del albedo que se asuma para este objeto puede que sea incluso mayor que Caronte, el satélite de Plutón, y en cualquier caso, se trataría de objetos de tamaño similar (Plutón, Caronte, 2001 KX76). Su dáametro se estima entre 960 y 1270km. El anterior récord lo tenia el TNO (20000) Varuna, descubierto en el 2000. Varuna es un objeto del que se ha determinado su diámetro (900 km) y su albedo (7%) por Jewitt et al. (2001, Nature, 411, 446) a partir de medidas en el visible y radio (850 micras). Varuna es un objeto muy rojo, y en el que, por medio de espectroscopia en el infrarrojo lejano, hemos podido detectar hielo de agua en su superficie (Licandro et al. 2001, A&AL in press).

Estos días intantaré obtener un espectro de 2001 KX76 en el infrarrojo cercano, con la cámara-espectr ógrafo NICS instalada en el 3,6 m Telescopio Nazionale Galileo en el Roque de los Muchachos. Si hay suerte podremos comprender un poco más como es la superficie de estos objetos y cómo evolucionan.

Por otra parte es interesante saber que ya llevamos dos años consecutivos descubriendo objetos de 1000km de diámetro en el Cinturón de Edgeworth-Kuiper. Es una clara indicación de que hay muchos más por descubrir. Los nuevos programas de búsqueda con telescopios de 4 metros como el que ha descubierto a KX76, y las nuevas estrategias que priorizan, más que llegar muy profundo, a cubrir más cantidad de cielo, darán lugar a nuevos e interesantes descubrimientos. A no dudar que pronto Plutón dejara de ser el Rey de los TNOs, hay objetos más grandes esperando a ser descubiertos. Pocos argumentos aparte de los emotivos e históricos, van quedando para seguir considerando a nuestro viejo Plutón como el noveno planeta.

Javier Andrés Licandro Goldaracena (jlicandr@ll.iac.es) es investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias. Entre los campos de investigación de este astrofísico se encuentran los objetos transneptunianos.