Plutón, el planeta más lejano

Desde el 11 feb 1999, Plutón vuelve a ser (después de dos décadas) el planeta más alejado del Sol. Y puede dar gracias a los dioses del Olimpo que aún mantenga su único estatus de planeta y no el de pequeña roca.
Durante estas últimas semanas se ha avivado una controversia que venía gestándose drurante el último año. La coincidencia de la fecha con la aproximación de la catalogación del planeta menor número 10.000, hizo pensar a la Unión Astronómica Internacional en la posibilidad de poner un poco de orden en la clasificación de cometas, asteroides y planetas.

Puesto que Plutón no tiene más que 1200 km de diámetro (un tercio el de la Luna) y las características de su órbita parecen coincidir con la de los objetos del cinturón de Kuiper, se propuso darle la designación de planeta menor número 10.000, aún manteniendo su estatus de planeta. Otras propuestas eran crear un nuevo catálogo exclusivo para estos objetos y que Plutón recibiera el número 1, o definir que los planetas mayores son aquellos que poseen más de 1.000 km de diámetro y darle por tanto al asteroide Ceres también el estatus de planeta.

A finales del pasado año, sin embargo, se destapó una gran controversia a raiz de un artículo publicado en un diario estadounidense, en el que el autor se mostraba muy enfadado con estas deliberaciones. Pero la cuestión vino a más cuando desde algunas instancias de organizaciones científicas de EEUU salieron a la palestra en defensa de su planeta... Hay que recordar que Plutón fue descubierto por Clyde Tombaugh en 1930 en el Observatorio Lowell. El pulso entre EEUU-Resto del mundo que se ha mantenido estas últimas semanas han obligado a la UAI a emitir varios comunicados aclarando los términos de las deliberaciones, con una decisión (parece que definitiva) de dejar el asunto de Plutón para mejores tiempos. Y es que la UAI pensaba realizar una votación popular a través de Internet zanjara la cuestión, pero el lobby astronómico estadounidense también lo impidió. Viva la democracia y la actitud científica.